CRESTATX

En el jardín de Crestatx, hemos llevado a cabo una importante transformación sustituyendo el césped por un diseño cuidadosamente planificado. Hemos optado por piedras de río de tamaño mini para facilitar la circulación, combinadas con una selección de plantas estratégicamente colocadas para crear un armonioso equilibrio visual.

2D Y 3D

En la entrada predominan las gramíneas y las salvias, que ofrecen una bienvenida natural y fresca. Alrededor de la piscina, hemos optado por especies arbustivas inspiradas en los trópicos, como cicadáceas, aves del paraíso, ficus y pittosporum.

Antes

Durante

En la parte trasera del jardín, hemos creado islas de vegetación que conducen hacia la zona lateral. Aquí hemos utilizado plantas aromáticas y rastreras, junto con árboles cuidadosamente seleccionados, para integrar la vegetación con la grava circundante de forma orgánica y atractiva.

Destacamos una zona arbolada, bordeada por plantas en forma de cinta como el Ophiopogon y el Agapanthus, junto con arbustos como los mirtos, que se integran perfectamente en el entorno. Esta zona se ha enmarcado elegantemente con acero corten, creando un encantador contraste con la exuberante vegetación circundante.

Hemos diferenciado la zona de bosque, que está muy sombreada, de la zona de grava, que recibe más luz solar.

En las zonas de sombra, hemos elegido especies adaptadas a estas condiciones, como Ophiopogon y Chlorophytum, que añaden textura y color incluso a los rincones más oscuros del jardín.

Después

En resumen, nuestro principal objetivo al diseñar este jardín era reducir el consumo de agua eliminando el césped y creando al mismo tiempo senderos peatonales entre las plantas para disfrutar plenamente de la belleza y la serenidad del espacio verde.